Cuento de los dos viajeros y el oso


Caminaban dos buenos amigos por el mismo camino cuando súbitamente se les lanzó  un oso.
 
Uno de ellos el más agíl trepó rápidamente a un árbol y el más gordito solo se le ocurrió tirarse al suelo y hacerse el muerto pues había escuchado que los osos no comen cadáveres.
 
El  oso se acercó pasando  su hocico por encima olisqueándole la cara.
 
Al no moverse el oso perdió toda atención sobre él y se marchó, inmediatamente el primer hombre bajo del árbol y pregunto al amigo que  le había dicho  al  oso para que se fuera.
 
Y este respondió que no viaje en con amigos que huyen ante el peligro.
 
La verdadera amistad se muestra en los momentos de peligro.
 

1 comentario:

  1. Hola!! tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

    me respondes a emitacat@gmail.com

    besoss!!
    Emilia

    ResponderEliminar