La paloma y la hormiga


Movida por la sed, una hormiga se acercó a una charca, con tan mala suerte que fue arrastrada por la corriente y corría el riego de  de ahogarse.

Una paloma, al ver el problema, desprendió de un árbol una ramita y la arrojó a la corriente. La hormiga se subió sobre la pequeña rama y logró salvarse llegando a la orilla.

En ese momento un cazador de pájaros se disponía con sus flechas  cazar a la paloma. Al observarlo, la hormiga agradecida por el gesto picó el talón del hombre, haciendolo brincar y soltar su arco, lo cual fue oportuno  para que  la paloma alzara el vuelo y huyera.

Se agradecido y corresponde a los favores que te hagan, pues seguro que alguna vez te hará falta algo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario