La mujer y la gallina


Una ambiciosa mujer  a falta de dinero tenía una gallina que le ponía un para de huevos todos los días del mes.

Creyó que si daba el doble de comida al ave sería capaz de poner un número mayor  huevos, con lo que la alimento fuertemente durante un tiempo.

El resultado fue que la gallina engordó y no pudo poner ni un huevo por día.

Si fuerzas y presionas lo que te es útil  sin los conocimientos adecuados perderás sus ventajas.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario