La gaviota y el pelicano


Desde el aire una gaviota vislumbró un pez de gran tamaño sobre la orilla y esta no se lo pensó fue a por él.  Lo tragó de inmediato con rapidez, provocando un gran daño en su garganta que le origino la muerte.

Al ver a la pobre gaviota tendida sobre la arena,  un pelicano  que pasaba se dijo:

-  Te lo tienes merecido, porque sabiendo de tu capacidad, abusaste de lo que te estaba permitido.

Ten en cuenta tus habilidades y capacidades, nunca intentes sobrepasarlas si no te has preparado para ello.


No hay comentarios:

Publicar un comentario