Fabula de la cabra y el asno


Una cabra y un asno pastaban en el corral de una granja. La cabra sentía celos del asno porque creía que este estaba mejor alimentado, y le dijo:

Con tu trabajo en  la noria y con la carga, tu vida es demasiado dura,  finge que estas muy cansado  y déjate caer en un foso para que te den unas vacaciones.

Pensó el asno que era una gran idea, y al dejarse caer se hizo daño una pata con la que ya no podía caminar. Al observarlo el amo, llamó al curandero y le pidió un remedio para el pobre, pues estaba sufriendo.

El curandero comentó que necesitaba un ungüento cuyo principal ingrediente eran vísceras de la cabra. Y la cabra finalmente fue sacrificada.

Las maquinaciones malvadas pueden volverse en contra.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario