Fabula del caballo de guerra


Un guerrero, durante una guerra, alimentaba fuertemente a su caballo con cereales, pues le salvaba de los riesgos.  Al acabar la guerra, el caballo fue usado en trabajos agrícolas y para transportar pesadas  cargas, solo recibiendo como alimento  paja.

Al empezar una nueva guerra, el dueño del caballo lo vistió, se armó el mismo y lo montó. Pero el equino cansado y débil, se caía a cada momento.

El caballo, finalmente, dijo a su amo: - Vete mejor entre los infantes de a pie, puesto que  de mal alimentarme me has convertido en asno.

En tiempos de bonanza, es cuando debemos prepararnos para las épocas críticas.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario