El oso y el leon que no querian compartir

De caza un león y un oso encontraron al mismo tiempo a un pequeño cervatillo y se dispusieron a combatir a ver cual de los dos se quedaba con la presa.

Una astuta zorra que por allí pasaba, viéndolos muy cansados por la lucha, corrió se apoderó del cervatillo y huyó sin encontrar resistencia.

El oso como el león, agotados y sin fuerzas para levantarse se dijeron:

¡Tanto esfuerzo y tanta lucha  para que todo se lo quedara para la zorra!

Por no querer compartir, podemos quedarnos sin nada.


No hay comentarios:

Publicar un comentario