La zorra y el racimo de uvas

Estando hambrienta una zorra observó un racimo de uvas colgando de una parra. Al instante decidió alcanzarlo para paliar su hambre.

Pero tras grandes esfuerzos y saltos, no fue capaz de llegar a ellos y se alejo pensado:

- No importa, estaban verdes y no son del tipo que me gustan.

Nunca culpes a otras cosas de lo que no eres capaz de conseguir.



No hay comentarios:

Publicar un comentario