La zorra y el mono

Caminaban juntos por el bosque una zorra y un mono, presumiendo ambos de su nobleza, comentando y detallando ampliamente sus títulos.

Tras llegar a cierto lugar, el mono fijo su mirada hacia un cementerio y rompió a llorar.

La zorra preocupada preguntó que le ocurría, y el mono, mostrándoles unas tumbas le dijo:
- ¡Oh amiga zorra, cómo no voy a llorar cuando veo las lápidas
funerarias de mis antepasados!

- ¡Puedes mentir cuanto quieras – exclamo la zorra --; pues ninguno de ellos se levantará para contradecirte!

Ve con la honestidad por delante, pues no sabes si la personas que tienes al lado conece la verdad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario