La zorra y el labrador

Un labrador estaba preocupado porque de vez en cuando una zorra  originaba daños en sus campos.

Tras varios intentos, consiguió cazarla y para darle una lección le ató a su cola una mecha de antorcha, le prendió fuego y la soltó.

La zorra salió asustada y corriendo sin dirección determinada entró en los cultivos del labrador, entre los gritos de desesperación del hombre pues era época de recolección  y sus campos estaban secos, con lo que fácilmente empezaron a arder perdiéndose toda la cosecha.

Se comprensivo con los fallos ajenos, pues el castigo o mal que produzcamos puede volverse contra nosotros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario