La zorra con el rabo cortado

Una zorra fue atrapada en un cepo y para escapar tuvo que perder su cola, sentía tal vergüenza de si misma, que consideraba su vida horrorosa y humillante.

Un día se le ocurro, que podría convencer a los demás zorros cortarse también la cola, para así disimular con la igualdad general, su defecto personal.

Reunió a todos los zorros del bosque y entonces les explico que la cola era inservible, molesta, fea y una carga sin motivo.

Una amiga zorra tomó la palabra y respondió:

-      Hermana, si no fuera por tu estado de ahora,
¿ nos darías en realidad este consejo?

Ten precaución con los que tratan de conducir tu pensamiento buscando su bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario