El lobo flautista y el cabrito


Un cabrito quedo rezagado de su  rebaño y fue encontrado por un lobo que seguía al grupo. El cabrito al verlo puso voz triste y le dijo:

-  Señor lobo, se que estoy condenado a ser tu comida. Pero para morir me gustaría que tocaras la flauta y yo brincaría por última vez.

Y así lo hizo el lobo, pero los perros, que estaban cerca, al oir el sonido salieron a ver que ocurría y terminaron  perseguiendo al lobo.

Viendo el lobo la jugada pensó:

- Me lo tengo merecido, porque siendo yo cazador, no debí ser flautista.

Zapatero a tus zapatos




1 comentario:

  1. para mi opinion le falta el autor, el tipo de personaje,la moraleja y el refran que lo acompaña bueno, espero que lo mejoren :)

    ResponderEliminar