Los lobos y los carneros

los lobos querían dar la sorpresa  a un rebaño de carneros. Pero debido a los perros guardianes, no podían conseguirlo. Entonces decidieron emplear su astucia.

Enviaron a unos representantes a los carneros pidiendo que les entregaran a sus perros diciéndoles:

- Por culpa de los perros hay enemistad entre ustedes y nosotros. Sólo tienen que entregárnoslos y la paz reinará entre nosotros.

Y los ingenuos carneros, no sospecharon lo que sucedería, les dieron los  perros, y los lobos apoderaron sin problemas del rebaño, pues ningún perro daba la alarma.

Nunca traiciones,  a quien te protege y se preocupa por ti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario