Fabula del lobo y el caballo en el campo de cebada

Paso un lobo por campo ricamente sembrado con cebada, como tal alimento no le gustaba siguió su camino. Pronto se encontró un caballo y le comento lo que había visto y que lo llevaría allí para que comiera, pues le gustaba oír el sonido de los dientes al masticar el cereal.

Pero el caballo le contestó:

-      Amigo lobo, si los de tu raza comieran cebada,  preferirías complacer a tu estomago y no  a tu oído.

Hay que tener precaución con los malos que actúan como buenos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario