El lobo y el cordero en el templo

Un pequeño cordero sintiéndose perseguido por un lobo se refugio en un templo.

El lobo le gritó, - Si el sacerdote te encuentra, te sacrificará a su Dios.

- ¡Mejor así! - respondió el cordero - prefiero ser víctima para un dios a tener que perecer en tus colmillos.

Si vamos a ser sacrificados, más que sea con el mayor honor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario