El leon y el pastor de bueyes


Un pastor que cuidaba de una manada de bueyes perdió un ternero. Tras buscarlo, por los pastos y los montes, le prometió a Zeus sacrificar le un cabrito sin conseguía saber quien lo había robado.

Tras entrar en el bosque, vio un león comiendo a su ternero. Levantó las manos al cielo exclamando:

¡Oh dios, te prometí un cabrito si encontraba al ladrón; ahora te prometo dos cabras si consigo salir libre de las garras del león!

Cuando busques una solución, ten cuidado pues puede llegar a ser el siguiente problema.


No hay comentarios:

Publicar un comentario