El león enamorado

Un león había caido locamente enamorado de la hija labrador y pidio la mano a su padre.

El padre dudaba porque no podía entregar a su hija al temible animal,  pero esta temeroso de negarsela.

Entonces tuvo una idea, le dijo al león que aceptaba porque era digno para su hija pero que antes tenía que cumplir con una condición, debía arrancarse los dientes y cortarse la garra porque aquello atemorizaba a su hija.

El león preso del amor aceptó.

Una vez cumplida la promesa, el león fue a casa de labrador y este ya si ningún miedo lo ataco sin contemplación para que se fuera y no volviera.

No te fíes en demasía hasta abandonar tus defensas, pues incluso los poderosos pueden ser vencidos por quienes los respetaban.

No hay comentarios:

Publicar un comentario