El buen Rey Leon

Había una vez un león que aunque tenía una gran fuerza era pacifico, tranquilo y justo,  y que llegó a ser el rey.

Una tímida liebre le dijo:
-      Estoy contenta por fin ha llegado el día en el que los débiles seremos respetados por los fuertes.

Inmediatamente empezó a correr desapareciendo en el acto.

Cuando en un país existe la justicia, los humildes pueden vivir tranquilos, pero no deben acomodarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario